Los marcos de fotos digitales

La moda cambia en todos los sentidos y en estos momentos nos encontramos ante la nueva forma de ver los recuerdos fotografiados. Hasta hace muy poco, tratábamos con rollos de carretes, negativos, fotos reveladas y con ellas hacíamos álbumes y las podíamos enseñar a todo el mundo. Ahora la cosa ha cambiado dando un giro de 180 grados. Olvídate de ver siempre la misma foto encima de la mesa y quitarle el polvo. Hemos preferido hacer el doble de fotos, ahorrando tiempo, dinero y espacio. Una gran paradoja. ¿Quién no tiene marco digital en su casa con centenares de fotos que pasan una tras otra sucesivamente, decorando su hogar? La idea es genial si quieres ambientar el lugar cuando vienen invitados.

Si, como ves, la tecnología nos facilita unas cosas pero añaden otros dilemas extras jamás encontrados hasta el momento. En este caso, el marco digital es de vital importancia ya que aporta al espacio en el que se encuentre cierta categoría y a las fotos, mayor atracción por cualquier curioso que te visite. ¿Quién no tiene uno? ¿Quién no quiere tener uno?…

Esta nueva forma de ver los mejores momentos de tu vida es muy divertida, todo lo contrario a lo que conocíamos hasta ahora porque no sólo es dinámico, creativo, original y multifuncional, es que además su precio es cada vez más bajo y puedes permitírtelo en cualquier momento. Sólo depende de la marca, de las dimensiones y de la resolución que tenga así como de otras funciones.

Ventajas de un marco digital

Todo son ventajas pero la más evidente es la opción que nos da de poder elegir sólo aquellas fotos que queremos compartir abiertamente y decidir la forma en la que deseamos que vayan sucediéndose.

Tener este invento en casa es sinónimo de modernidad, diversión y adaptación a la nueva era que nos lleva con gran fuerza. Ya son muy comunes y tendrás asegurada la curiosidad de todos. Además, siempre te puedes recrear en las fotos mientras limpias, ves la tele, tomas un café con amigas en casa u otras tareas simultáneamente sin tener que repetir siempre la misma escena, pues los marcos digitales están provistos de una buena capacidad de almacenamiento para que tú puedas ver muchas fotos diferentes sin aburrirte.

Así como antes tenías un marco de cristal, sin más, con tan sólo una foto, ahora puedes tener un marco más moderno y adecuado a tu estilo hogareño con más de 100 fotos, a todo color y a veces, incluso, con ambientación musical.

Antes de comprar un marco digital

Estos nuevos gadgets, a veces superan los 300 euros porque las características son más complejas o porque las marcas son más sofisticadas pero lo que está claro es que, en cualquier caso, siempre debes atender detenidamente a lo siguiente:

  • Tamaño de la pantalla: porque es lo más llamativo de un marco, al igual que ocurre con una televisión o un portátil. Evidentemente, cuanto más grande sea mayor calidad de imagen de la foto tendrás.
  • Tipo de marco: hay tantos tipos como colores. Tienes desde los más tradicionales hasta los más originales y atrevidos, incluso imitando materiales como la madera, el cristal, etc. De hecho, es muy importante saber si el marco nos permite colocar la foto tanto en forma vertical como horizontal.
  • Características técnicas: las fotos que pongas tienen ya que ser, de origen, de buena calidad para que el marco digital lo tenga más fácil. La luminosidad y el contraste es lo más importante para poder visualizar las fotos con éxito. No te olvides de comprobar la memoria interna que contiene, las horas de duración, el funcionamiento y la garantía porque un marco de fotos digital pasa largas horas encendido.

Después de los retratos tradicionales, nos sorprendió la cámara digital y, más tarde, el ordenador para ver las fotos más rápidamente y sin gasto económico de material. Sin embargo, el marco digital desbanca a los anteriores y de una manera galopante.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.