Una habitación de bebé clásica

Son muchos los que han olvidado la calidad que tienen los muebles hechos a mano con madera de pino, el tacto y, sobre todo, la esperanza de vida que tienen los mismos, pudiendo durarte años y años sin que se vean mal en ningún momento.

Cuando entras en una habitación con muebles de madera te sorprende que algo tan natural como es la madera de los árboles pueda dotar de tanta elegancia a un cuarto, sea el que sea, pero, sobre todo, a un cuarto de bebé porque hace que el ambiente se vuelva tan especial que te parece introducirte en otro mundo. ¿Te gustaría eso?

Si estás esperando un hijo o una hija y te encuentras preparando la habitación del bebé, ¿por qué no piensas en comprar muebles de madera? Por ejemplo, podrías empezar por una cuna de madera, mucho más resistente que otro tipo de cunas, y disponibles en varios modelos. Hay una en especial que te servirá también de balancín con lo que tendrás una cuna y, por otro lado, un balancín para cuando le cueste dormirse.

También puedes, si tienes niños más grandes, probar con un caballito de madera. Este juguete es todo un clásico y les encanta a niños y a niñas. Puedes, si no te gusta el aspecto a madera, pintarlo sabiendo que va a quedar perfecto.

Los muebles para guardar la ropa, o incluso el armario, hechos en madera, dará un aspecto más personal a la habitación por el hecho de que no todas las maderas son iguales. Después, siempre podrás personalizarlo tú mismo.

Eso sí, debes tener en cuenta que los muebles de madera o cualquier juguete de madera que haya no tenga astillas ni bordes que pudieran arañar o hacer que se haga daño el bebé. En el caso de las cunas lo mejor es barnizarla para que no haya problemas y poner alguna funda  para que no se lastime si se da algún golpe.

Más sobre gadgets curiosos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.